miércoles, 10 de diciembre de 2008

Sobre Hesperidina


Hesperidina es la bebida que nos representa como argentinos. ¿Por qué? Hagamos un poquito de historia. Hesperidina fue creada en Buenos Aires en 1864 en manos del americano Melville Bagley. ¡Sí! El mismo de las galletitas. Al poco tiempo fue registrada marca número 1 de la argentina gracias a que el mismo Melville impulsó la creación del Registro Nacional de Patentes. En poco tiempo la Hesperidina era la bebida top de los bares y cafés más importantes de Buenos Aires. Incluso las mujeres la podían tomar públicamente, ya que era “aceptada” por sus propiedades medicinales (los isoflavones de las naranjas son un efectivo digestivo). Fue utilizada en la guerra del Paraguay para "revitalizar" a los convalecientes. Y gran compañera de aventuras del gran explorador Perito Moreno en sus incursiones por el sur Argentino. Hesperidina también era amiga de célebres artistas y personalidades de distintas épocas. Por ejemplo Julio Cortázar la menciona en dos de sus cuentos y el Polaco Goyeneche la tomaba cada vez que se acodaba a la barra de un bar. Molina Campos también la incluyó en varios de sus famosos almanaques. Por esto y muchísimo más la Hesperidina es un ícono argentino. Es una bebida que nos representa como argentinos, y que hoy sigue siendo elegida por su originalidad. Incluso por los barman más top de nuestro país.